Un eclipse de Luna sucede cuando La Tierra se interpone entre el Sol y la Luna. El Sol, de forma similar a una bombilla, emite luz en todas direcciones. Al iluminar la Tierra y la Luna, estos dos astros proyectan una sombra en el espacio. Cuando la Luna atraviesa la sombra que produce la Tierra es cuando se observa un eclipse lunar.

Los eclipses de Luna se producen sólo con Luna llena, ya que el Sol y la Luna deben estar en oposición. Pero, además, debe darse la circunstancia de que la Luna se encuentre en el punto de corte de la órbita lunar y la terrestre. En el caso de nuestro satélite, la órbita tiene una inclinación de 5º con respecto a la órbita terrestre y además la posición del punto de corte entre ambas varía con el tiempo. Si las órbitas lunar y terrestre coincidieran, ocurriría un eclipse de Luna cada plenilunio; en cambio, se producen aproximadamente dos cada año.

ampliar
La Luna por el centro del cono de sombra.
Imágen por gentileza de astroenlazador.com

ENTRAR
Primer contacto con la penumbra
Primer contacto con la umbra
Inicio del eclipse total
Maximo del eclipse total
Final del eclipse total
Último contacto con la umbra
Último contacto con la penumbra
20:18
21:31
22:44
23:21
23:57
01:11
02:24
La Tierra proyecta dos conos de sombra: uno exterior llamado, “penumbra”, y otro interior, llamado “umbra” (o sombra). Esto es debido a que el Sol no es puntual, sino que es un objeto extenso. La fase total del eclipse se produce cuando la Luna atraviesa la umbra. Existen varias fases en un eclipse lunar que se determinan por los contactos con la penumbra y con la umbra.
Esta sección está optimizada para pantallas con resolución de 1280x1024 pixeles.